“No se desmotiven, sigan entrenando para lograr sus objetivos”

06-04-2018

La motivadora historia de Matías Alcaíno, estudiante de AIEP Barrio Universitario y Seleccionado Nacional Paralímpico.

En las aulas de AIEP Barrio Universitario Matías Alcaíno Solís cursa la carrera de Técnico en Programación Computacional,  formación que complementa con su deporte: las bochas, disciplina paralímpica que practica desde hace cinco años, en los que ha ganado la experiencia necesaria para ser seleccionado nacional.

Su primera nómina fue en 2014, para los Juegos Parasudamericanos desarrollados en Chile, donde logró medalla de bronce. En 2016 disputó la Copa del Mundo en Canadá, obteniendo el quinto lugar en la competencia de parejas y también ha representado al país en Colombia, con positivas actuaciones, y Polonia, donde reconoce, “los jugadores eran más experimentados”.

Ahora su mente está puesta en el “Boccia Regional Open”, que se disputará en mayo próximo en Brasil, donde irá con una sola consigna, “ganar la medalla de oro”, objetivo que abordará con la misma fuerza y perseverancia que lo han llevado a ser un deportista de elite.

“Entreno casi todos los días, vengo a clases y después me voy al Polideportivo del Nacional, donde entreno bajo las órdenes de Francisco Olmos y Sebastian Madrid. Practico los martes, viernes y sábados”, afirma, con su mente puesta en Sao Paulo.

Se define como un tipo normal y un alumno que cumple, sin ser “mateo”. Logra compatibilizar deporte y estudios, sorteando las dificultades propias de la distrofia muscular que lo afecta a él y a su hermano mayor, a través de quien conoció esta disciplina, que con el tiempo transformó en su gran pasión.  

“Mi hermano iba a entrar a Teletón y una fisiatra, la Dra. Valdebenito, le dijo que probara un deporte. Lo fuimos a ver y a ambos nos gustó, ahí comenzamos en el año 2013”, recuerda, en su silla de ruedas eléctrica en la que se moviliza a diario para llegar a Barrio Universitario desde su casa en San Ramón, recorrido que hace solo y en micro.

Es querido por sus docentes y también por sus entrenadores, quienes reconocen grandes virtudes en él, dentro y fuera de la cancha. Al ser consultado por su mayor destreza, Matías responde que lo suyo es “hacer puntos”, su entrenador, es más específico al momento de describir sus cualidades.   

“Tiene una destreza técnica y una estrategia mental muy buena, que lo ha llevado a ser uno de los mejores exponentes de la disciplina a nivel país y tiene una proyección internacional bastante importante. Si tuviese roce internacional, perfectamente estaría disputando lo que son los primeros tres puestos, teniendo la posibilidad de ganar medallas de oro, plata y bronce”, explica el DT.

Una carrera en ascenso

Actualmente ocupa el lugar 53 en el escalafón mundial, compitiendo en la categoría BC4, esto según el ranking de la Federación Mundial de Bochas en Discapacidad (BISFED). Los más conocedores de este deporte, afirman que su ranking sería mucho mejor si él y otros jugadores chilenos pudiesen tener más roce internacional.

“Es un buen ranking considerando la realidad deportiva de nuestro país. Un deportista europeo o norteamericano participa a lo menos en 4 campeonatos internacionales, en cambio un chileno participa a lo más en uno o dos anualmente. Sin dudas él podría tener un puesto mucho mejor a nivel mundial”, agrega el coach.

Esta perspectiva es compartida por Matías, quien va un poco más allá y argumenta que el impedimento para poder participar en más competencias fuera de nuestras fronteras radica en el poco financiamiento a los deportistas chilenos.  

“Me gustaría que este deporte sea más conocido y que nos dieran más apoyo. Hay pocos recursos para el deporte paralímpico. A veces es poco valorado, si uno no gana medalla a uno no lo pescan”, comenta el joven aiepino, que ama tanto su disciplina que por su propia cuenta diseñó el sitio web de la Federación de Bochas Paralímpicas de Chile (FEBOPACH), acto de nobleza que no extraña a sus cercanos.

“Es un caballero, tiene principios y los cultiva en todos los ámbitos de su vida. Es un ejemplo como ser humano y debería ser un orgullo para el instituto AIEP tener un deportista de alto rendimiento que representa al país con la hidalguía y el honor que él lo hace. Es un orgullo para mí tenerlo como técnico”, agrega su mentor.   

Antes de concluir nuestra entrevista, el joven estudiante de la escuela TIC aprovechó de dar un mensaje a todos los jóvenes que comienzan en el deporte, sacando a relucir optimismo, otra de sus características: “No se desmotiven, sigan entrenando para lograr sus objetivos. Se puede ser un deportista de elite”, afirma con la autoridad que le da su ejemplar historia.


 


 



Noticias Recientes

20/07/2018

Estudiante con parálisis cerebral se abre camino en Anglo American

18/07/2018

Servicio de Impuestos Internos destaca a estudiantes de AIEP

13/07/2018

Sello AIEP: cuando el espíritu de superación es más fuerte

12/07/2018

Postula a la Beca AIEP y continúa tus estudios en la UNAB, UVM y UDLA