Psicopedagogía y karate: la novedosa apuesta de titulada de AIEP Concepción

10-08-2018

Iniciativa es una de las ideas semifinalistas de YAN Chile, programa de Laureate que apoya a emprendedores sociales.

 Silvana Ayala se tituló como psicopedagoga el año 2016 en AIEP Concepción, donde tuvo que combinar su formación académica con una de sus principales pasiones: el karate, disciplina en la que hoy tiene el rango de segundo dan, uno de los más altos grados dentro de esta disciplina.

Como es de esas personas que aman lo que hacen, se propuso combinar ambas actividades, dando origen a una gran idea: Kodomo Shotokan, nombre con el que bautizó junto a su socio, Ismael Cabello, al primer dojo psicopedagógico de América Latina, una símil de gimnasio para enseñar esta práctica ancestral.

“Conversábamos acerca de las herramientas psicopedagógicas que faltaban a nivel de educación formal. Ahí surgió el tema de cómo podíamos crear un entorno inclusivo, que propiciara el trabajo cognitivo y otras áreas fundamentales para el desarrollo del ser humano. Pensamos en complementar dos filosofías tan completas, como lo son el karate y la psicopedagogía. Un mes luego de esa conversación, inauguramos el primer centro. Esto ocurrió exactamente hace tres años”, afirma la sensei.

En lengua japonesa, kodomo significa niño y es a ellos a quienes apunta principalmente este proyecto. No obstante, hay gente de todas las edades. Actualmente entrenan 50 personas en sus instalaciones, que son guiados a través de la puntualidad, el amor por lo que hacen y el perfeccionamiento del carácter para facilitar su desarrollo personal.

“La psicopedagogía no necesariamente debe estar dentro de un aula, sino que puede ser moldeable a diferentes contextos. El karate es una disciplina que se retroalimenta absolutamente con los lineamientos psicopedagógicos, pues promueve la integralidad del ser humano en todos los aspectos”, comenta Silvana, con la seguridad de quienes lucen el cinturón negro en su kimono.

Afirma ser una persona feliz y plena con el camino que eligió, sentimiento que crece al ver el resultado que tiene esta práctica en sus pupilos, muchos de ellos con historial de bullying y otras necesidades.

“Hemos visto enormes avances en todos los aspectos. Muchos alumnos han ingresado con diagnósticos a la academia, la mayoría por TDAH, DA y DEA, en ciertas ocasiones medicados por neurólogos. Luego de unos meses de entrenamiento, han sido dados de alta”, explica con orgullo.

También afirma que en los casos de bullying después de algunos meses los asistentes recuperan la confianza en sí mismos, incrementando su autoestima, autoconcepto y la confianza en los demás. Del mismo modo, hay un impacto en el rendimiento académico,” los padres afirman que tienen mejores notas”, agrega.

Un aporte a la psicopedagogía

Se atrevió a emprender con una idea sin precedentes, escenario que implicó investigaciones que debió abordar por sí misma. Con esta, pudo concluir los grandes aportes que el karate con orientación psicopedagógica tiene en los niños, sentando las bases de su metodología.

Esta, fue presentada y aceptada en el Primer Congreso Nacional de Psicopedagogía. Actualmente, su propuesta se puede encontrar en el libro de registro de esta actividad.

“La proyección es seguir creciendo cada vez más, poder inculcar lo que hacemos y sensibilizar a la gente con respecto a este tema. Personalmente, me veo haciendo esto toda mi vida, pues el karate y la psicopedagogía son la unión perfecta, sinonimo de la integralidad”, explica.

De igual forman, considera “fundamental promover la psicopedagogía”, para que la sociedad “se dé cuenta de que es una profesión realmente indispensable, moldeable a su recipiente, es decir, adaptable a todo contexto y a toda persona”. En los tres años que llevamos con la academia, hemos demostrado el éxito que esta nueva metodología representa, y pretendo seguir haciéndolo hasta el último día”, advierte.

YAN Chile 2018

La fuerza de su proyecto la llevó a ella y su socio a postular a YAN Chile 2018, programa internacional de Laureate y que en nuestro país es impulsado por AIEP y la Universidad Andrés Bello.

En la versión de este año, Kodomo Shotokan se encuentra entre los 20 semifinalistas, selecto grupo de innovadores sociales que participarán en una capacitación previa para dirimir a los 10 ganadores finales.

“Ha sido excelente para mí. Es importante y gratificante que una destacada organización me seleccione por mi trabajo. Pretendo dar mi 100% en el proceso final de clasificación. Estoy feliz y agradecida”, asegura.

El nombre de los ganadores se conocerá a fines de agosto. Desde luego, le deseamos el mayor de los éxitos a Silvana.



Noticias Recientes

13/12/2018

AIEP está de Moda celebró su XIV edición con desfile “Todo es belleza”

11/12/2018

Inclusión laboral: jóvenes con discapacidad cognitiva se certifican como garzones

10/12/2018

Desfile Color y Estética llevó la psicodelia a Concepción

10/12/2018

AIEP y PRODEMU presentan inédito estudio sobre adultas mayores en Chile