Expertos en ciberseguridad compartieron su experiencia en AIEP Bellavista

11-09-2018

Hackers analizaron la actualidad de una industria que en 2021 tendrá 3,5 millones de puestos de trabajo sin cubrir en el mundo.

 El uso de internet es intensivo y transversal en nuestra sociedad. Cada minuto se gastan 862 millones de dólares online, se envían 18 millones de mensajes de texto, se hacen 3,7 millones de búsquedas en Google y se envían 187 millones de emails, cifras que no sólo dan cuenta de la digitalización de la vida, también de las vulnerabilidades a las que personas y empresas se ven expuestas.

Por esto, la Escuela de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de AIEP desarrolló el primer “Seminario de Ciberseguridad”, instancia de carácter gratuito a la que asistieron estudiantes y profesionales de distintas zonas de la Región Metropolitana, quienes escucharon a destacados expertos del área.

“Como todos saben, estamos en un momento álgido nacional e internacionalmente con los ataques que han ocurrido. Estamos conscientes de esto y queremos ayudar a empresas y profesionales a que se vayan interiorizando más en estos temas”, comentó Andrés Del Alcazar, subdirector de la Escuela TIC de AIEP.

El primer speaker fue Gabriel Bergel, quien en su presentación, denominada “Cómo ser hacker sin terminar loco, preso o muerto”, compartió sus aventuras y desventuras, aclarado que este término no necesariamente refiere a un ciberdelincuente, sino que simplemente a una persona experta en el manejo de computadoras.

Junto con enfatizar que en 2020 habrá 20 mil millones de dispositivos conectados a internet, el jefe de seguridad de Eleven Paths aseguró que se trata de una profesión como cualquier otra, invitando a la audiencia a hacer de la persistencia un hábito de vida, y a no caer en tres patologías clásicas de este mundo: la mitomanía, la paranoia y la megalomanía.

Luego fue el turno de Cristian Palma, profesional de Telefónica que presentó la exposición “Industria al acecho: no todo es banco”, quien mencionó las distintas aristas del ciberdelito, enfocándose en las vulnerabilidades de los sistemas industriales y entregando ejemplos de malwares que pueden afectarlos en sus distintos niveles: gestión, control, campo de proceso y de E/S.

La tercera exposición estuvo a cargo de Carlos Allendes, presidente de Owasp Chile, quien apeló a la astucia para trabajar en ciberseguridad, invitando a los estudiantes a pensar como los atacantes, innovando y anticipándose a sus acciones. “En la noche no te vas por una calle que no conoces”, indicó, aclarando que “hay que mantener los límites éticos”.

Del mismo modo, se refirió al hacking como negocio: “Hoy en día está creciendo y cada persona puede contratar servicios de este tipo, eso está disponible en internet. De hecho, muchos dijeron que los Shadow Brokers chilenos, tal vez compraron los datos que publicaron. Es barato, no es tan caro, y es tan ilegal como comprar una base de datos a una tienda comercial”.

También fue enfático en señalar que “el riesgo existe para todos y está ramificado”, agregando que “hay organizaciones de mafias que van a atacar una a una a personas, no a los bancos, no a las organizaciones. Si te llega uno de estos elementos te van a cobrar dinero electrónico para recuperar tus documentos. Todos tenemos ese riesgo y hay que estar preparados para eso”, advirtió.

El sistema operativo humano

Concluyó las exposiciones Mauricio Hernández, ingeniero de ejecución en informática con 20 años de experiencia. Centró su ponencia en la ingeniería social, definiéndola como el nombre técnico del “cuento del tío”, en el que caen miles de personas.

Señaló que existen cuatro pilares fundamentales que sostienen a los ataques de este tipo. Estos son el deseo de ayudar a otras personas, la confianza en que la gente actúa por buena voluntad, el no querer decir “no” a las peticiones de otros y el deseo de ser halagado.

“En esta cadena o circuito de seguridad de la información, siempre el eslabón más débil es la persona, incluso se habla del sistema operativo humano. Para eso hay técnicas de mitigación, como establecer protocolos de seguridad en las puertas, mantener los escritorios limpios y entrenar a personas que tienen acceso a la información. Mucho de esto se puede evitar utilizando el sentido común”, agregó.

Al respecto, entregó un claro ejemplo: “siempre que sale un modelo de IPhone nuevo aparece una estafa en la que te ofrecen a 1 peso el stock anterior. Tiene que ver con atacar el ego, la avaricia y el sentido de oportunidad o urgencia. Por lo general, ofrecen productos baratos y siempre la oferta termina mañana”, explica.

El evento se realizó en el auditorio de AIEP Bellavista, sede que impartirá junto a AIEP Barrio Universitario la carrera Ingeniaría en Ciberseguridad desde 2019. Se estima que en 2021 habrá 3,5 millones de puestos de trabajo de este tipo sin cubrir en todo el mundo, y que el costo del cibercrimen ascenderá a los seis billones de dólares anuales.



Noticias Recientes

16/11/2018

Expo Emprende Santiago congrega a 60 expositores en el Paseo Bulnes

15/11/2018

Estudiantes de Gastronomía Internacional Recibieron Certificación Kendall

15/11/2018

AIEP es uno de los protagonistas en el primer Encuentro B a nivel mundial

14/11/2018

Productor Ariel Lavigna impartió workshop para estudiantes de Ingeniería en Sonido