Mujeres AIEP: estudiantes, tituladas y docentes nos inspiran con sus historias

08-03-2019

Valientes, perseverantes y emprendedoras, así son las ocho aiepinas que destacamos en el Día Internacional de la Mujer.

Este 8 de marzo el mundo conmemora el Día Internacional de la Mujer, una fecha sin dudas especial para la reivindicación de la igualdad de oportunidades y derechos, convencidos de que el valor de una persona radica en su naturaleza humana y no en la división por géneros.

A lo largo de la historia, muchas han sido las valientes que se han atrevido a enfrentar los prejuicios. Hoy, el camino continúa, con miles de mujeres que día a día hacen eco de esta lucha con sus méritos y logros.



Loreto Mora, docente de AIEP 

Se armó de valor e ingresó a estudiar física, una carrera en la que el 90% de sus compañeros de curso eran hombres, también sus docentes y otros pares. Muchas veces tuvo que aparentar ser “ruda” o “cabrona” para hacerse respetar, también resistió al "machismo y la opresión de género", abriéndose camino en un área profesional poco frecuentada por el género femenino.

Hoy sueña con que cada día más mujeres se dediquen a la ciencia y trabaja para que puedan desarrollar sus talentos, “como mujeres libres de espíritu y en igualdad de oportunidades”.

“Le diría a todas y cada una de las mujeres, nacidas o no con sexo femenino, que todo se puede, que nuestra lucha es herencia de otras luchas femeninas, de mujeres que antes gritaron y pudieron ser lo que querían ser, como Lucila Godoy Alcayaga, nuestra honorable Gabriela Mistral. Les diría que lo que sueñen lo tendrán, que después de verlo hay que quererlo, y luego hay que creerlo para poder crearlo”, afirma.



Graciela Rivera, titulada AIEP

Se tituló a los 59 años de la carrera Diseño de Vestuario Mención Alta Costura. Muchos de sus compañeros tenían 30 años menos que ella, pero su convicción fue más fuerte que los prejuicios y logró el sueño de ser una profesional, recibiendo una ovación al momento de recibir su título.

Hoy sueña con tener su propia marca y posicionarse en el competitivo mundo de la moda junto a sus hijas, Gabriela y Francisca, quienes siguieron sus pasos estudiando la misma carrera en las aulas de AIEP.

“Quiero incentivar a todas las mujeres a que sean muy fuertes, valientes y que siempre digan sí, me la puedo. Me propuse a estudiar después de tener a mis hijas grandes, saqué básica, media, después entré a AIEP, me titulé como diseñadora de vestuario y estoy feliz. Nunca es tarde para alcanzar las metas, así que fuerza mujer, arriba que todo se puede en la vida”, asegura.



Josefa Villegas, estudiante de Masoterapia

Fuerza y perseverancia son algunos de los atributos que caracterizan a Josefa Villegas, la joven estudiante de Masoterapia que venció sus miedos e ingresó a la educación superior para cumplir uno de sus principales sueños: un título y ayudar a otros a ser más plenos y felices.

Lo hizo a pesar de la hipoacusia severa que la afecta desde pequeña. Hoy cursa el segundo año de la carrera, demostrándole a todos que cuando se tiene convicción en los objetivos y se actúa en consecuencia, los caminos aparecen. Valoramos su espíritu de superación.

“En este día especial, quiero decirles a todas las mujeres que podemos ser independientes y lograr la tan anhelada igualdad. Muchas veces me he sentido cansada, porque no ha sido fácil el camino, pero cada paso que doy, cada meta cumplida y pensar que queda poco para terminar mi carrera, me hace sentir orgullosa de mí misma”, comenta.



Silvana Ayala, titulada de Psicopedagogía

Amante de las artes marciales, decidió unir su formación académica con el karate, fundando Kodomo Shotokan, el primer centro en Chile que vincula esta disciplina con la psicopedagogía, ayudando a niños, jóvenes y adultos a superar trastornos de déficit atencional, dificultades de aprendizaje o simplemente a encontrar equilibrio interno para vivir en paz.

Su propuesta ya tiene tres años de implementación y representa un orgullo para todas las mujeres con alma emprendedora, que con valentía van por sus sueños. En 2017 fue una de las ganadoras del YAN Chile, programa de Laureate que entrega apoyo a jóvenes que se atreven a cambiar el mundo con sus ideas.

“Es difícil en cierta forma, ser mujer y karateca, porque en la generalidad, las personas creen que este arte marcial es de hombres. Es necesario sensibilizar a la sociedad de que esto no es así, las mujeres somos igual de fuertes. Emprender es algo valiente, es asumir riesgos y dedicarse más tiempo del que se tiene para hacer crecer tu proyecto, pero se puede, y cuando ves resultados, no hay sensación más agradable”, afirma.



Astrid Dannich, docente de AIEP

Estudió tecnología médica, pero su convicción en que la educación es uno de los principales motores de progreso, la hizo cambiarse a pedagogía básica. Cree firmemente en que el rol docente impacta en las realidades locales, acercando territorios y ayudando a valorar lo propio.

Con esta convicción se ha desempeñado por años en zonas aisladas o con poca conectividad, doblegando la discriminación de género presente en estos lugares. Manejó lanchas, lideró actividades contra el alcoholismo y asumió roles extraacadémicos en pos de sus comunidades, donde la aspiración hoy no radica sólo en terminar cuarto medio, sino que en ingresar a la educación superior. ¡Nada fue en vano!

“Cada dificultad o conflicto es una oportunidad única demostrarse que se puede, que no hay techo para nuestra realización y que aquella montaña hostil es sólo una barrera impuesta por nosotras, que merece ser escalada para lograr nuestros objetivos, observados por la sociedad y nuestro entorno”, explica.



Carmen Gloria Beroíza, directora Escuela de Desarrollo Social de AIEP

El liderazgo es un don de muchos, ejercerlo de la manera correcta, una virtud de pocos. Ella lo hace como directora de la Escuela de Desarrollo Social, con la plena convicción de que la educación, la innovación y el emprendimiento son pilares fundamentales para construir una sociedad mejor.

Abogada de profesión, decidió orientar su camino en la dirección social. Su convencimiento es que todos pueden ser un agente de cambio, y su dedicación por el trabajo le han permitido ser una líder a nivel nacional, formando parte actualmente del Consejo Civil para la Niñez.

“Podemos liderar mejores caminos para este mundo. El llamado a las mujeres es a enriquecerlo a través de su diferencia”.



Jennifer Díaz, titulada de AIEP

Siempre le interesó el arte, porque sabe que es una de las manifestaciones humanas más elevadas que existen. Eligió dedicarse al muralismo, técnica con la que ha plasmado su creatividad y talento en distintos espacios públicos del país, con grandes resultados.

Estudió Técnico en Arte y Gestión Cultural para complementar un talento innato. Hoy la destacamos por seguir con determinación lo que ama, pasión que queda en evidencia en cada una de las intervenciones que realiza. Si tenemos que resumir su historia en tres palabras, sin dudas serían: fuerza, convicción y coherencia.

“Seremos tantas pintando en las calles que las nuevas generaciones normalizarán un muralismo igualitario. Un artista no nace de la noche a la mañana, hay que demostrar que se puede, ser muralista y ser mujer no es fácil en este país, es un círculo muy cerrado, muy hermético, hay mucho trabajo para lograr destacar”, expresa.



Lizanett Oyarzú, titulada AIEP

Emprendedora y férrea defensora de la economía circular, decidió fundar Plástico Vegetal, empresa con la que obtuvo el Premio Nacional del Medio Ambiente en 2015. Hoy su proyecto es referente en la esfera medioambientalista y representa una luz de esperanza en la lucha contra el cambio climático.

Estudió Técnico en Administración de Empresas mención Finanzas, luego viajó a China, Alemania e Italia, con el objetivo de fortalecer su proyecto. Valoramos su convicción, compartimos su causa y nos sentimos plenamente orgullosos de sus logros y propuesta, con la que invita al mundo a reducir, reutilizar y reciclar los envases.

“En algún momento cuando alguien me preguntó por qué seguía con mi emprendimiento sustentable, le respondí que el hecho de ser mujer y además pensar distinto, me motiva a creer en mis ideas y en mi proyecto Plástico Vegetal, el cual apunta a un desarrollo sustentable que satisface a las necesidades presentes y futuras sin comprometer a las personas y el medioambiente. Cree en ti y materializa tus ideas.”



Noticias Recientes

23/05/2019

Expo Empleos AIEP Viña del Mar inauguró su versión N° 11

20/05/2019

Estudiantes celebraron Día Mundial del Reciclaje con eventos abiertos a la comunidad

17/05/2019

Autoridades se reunieron en AIEP San Antonio para Cuenta Pública de Seremi del Trabajo

16/05/2019

Adultos mayores participaron en talleres de alfabetización digital en AIEP Talca