Estudiante supera adversidad y se abre camino en Anglo American

20-07-2018

Narcy Araya, de 26 años, ingresó hace un mes al área finanzas de la empresa minera.

 Dicen que querer es poder, y, a juzgar por la historia de Narcy Araya, este dicho popular no se equivoca. Ingresó a AIEP San Felipe para estudiar Técnico en Administración de Empresa mención Finanzas y logró titularse, a pesar de la parálisis cerebral mixta que afecta a su sistema motor y le produce espasmos.

Hoy se desempeña como administrativo de finanzas en la minera Anglo Américan, recopilando números de producción, controles y costos. Desde la tranquilidad de su oficina en el Valle del Aconcagua, entrega detalles sobre este importante logro en su carrera.

-¿Pensó alguna vez que iba a trabajar en una gran empresa?

-“¡Claro que sí! Solamente ando en silla de ruedas, eso no es un impedimento para mí. Mi coeficiente intelectual está intacto”, comenta.

Su actitud positiva también le permite ser bombero voluntario en Llay Llay, Quinta Región, y practicar bochas paralímpico. Junto a esto, estudia tres noches a la semana para lograr el grado de ingeniero.

-“Tengo espíritu de superación, siempre he sido independiente”, agrega.

Por dos años se hizo cargo de la administración de una pyme y ahora, con la ayuda de Tu Primera Pega y la entrada en vigencia de la Ley de Inclusión Laboral, ingresó a la Fundación Changres de Anglo American, comenzando un nuevo desafío laboral.

-“Me había costado encontrar algo, pero como estaba con un trabajo semi fijo en una empresa chica no era tanta la búsqueda. Es un trabajo de escritorio, de llevar los números de un lado a otro. Ha sido gratificante, porque me atraen mucho los números y el análisis financiero de las empresas. Soy muy analítico y detallista”, reconoce.

-¿Qué sintió cuando le dijeron que quedó en la empresa?

-“Alegría y, a la vez, una mochila muy grande, porque en Chile no nos abren las puertas. Hoy trabajo, pero no hay infraestructura adecuada. Acá, eso sí, hay rampas para moverme en mi silla de ruedas”.

-¿Cómo lo hace para escribir en el computador?

-“Utilizo mi nariz y labios, también puedo hacerlo con la mano, pero es un poco más lento, porque tengo espasmos involuntarios”.

-¿Qué es lo más difícil que le ha tocado hacer?

-“En realidad, nada. Más bien diferente a lo que he hecho antes. Lo más difícil que tuve que enfrentar mientras estudiaba fue el tema de la movilidad por Llay Llay. Faltaban rampas o estaban mal hechas, y eso hacía que me demorara a la hora de ir y volver a la parada para ir a estudiar”.

¿Se puede saber cuánto es su sueldo?

“Te puedo decir que estoy muy conforme con mi sueldo”.

-¿Qué planes tiene?

-“Crecer profesionalmente, hacer docencia universitaria o brindar charlas motivacionales. Es importante que la sociedad entienda que andar en silla de ruedas o tener algún tipo de discapacidad no es impedimento para llevar una vida normal”, finaliza.

El 1 de abril entró en vigencia la Ley de Inclusión Laboral, que establece que el 1% de la dotación de una empresa con más de 200 trabajadores debe corresponder a personas con situación de discapacidad. Según la Inspección del Trabajo, hasta la fecha se ha contratado a 2800 como Narcy, cifra que se estima alcanzará los 25 mil puestos inclusivos en el mercado laboral chileno.

Contenido gentileza: lun.com

Ver nota original aquí.



Noticias Recientes

10/09/2019

World Business Forum Londres 2019: Innovar a gran velocidad y escala

10/09/2019

AIEP y CAREP firman convenio de empleabilidad y prácticas profesionales

09/09/2019

AIEP Santiago Norte y Municipalidad de Conchalí Firmaron acuerdo de colaboración

09/09/2019

Motoqueros de AIEP apoyaron a hogar de niños de La Pintana