Historias Destacadas: El bailarín profesional que busca reinventarse tras estudiar en AIEP

14-07-2021

José Manuel Ghiso se retira el 30 de julio. Ahora buscará ejercer la carrera que estudió: Relaciones Públicas.

En una atmósfera de claroscuros con tonalidades azueles, Onegin sale del espejo para realizar el sueño de amor de Tatiana. La danza de la pareja busca asemejarse a las llamas que se mueven al ritmo del viento.

La escena se puede revisar en el canal de YouTube de José Manuel Ghiso (42), el primer bailarín del Ballet de Santiago que protagoniza la obra “Onegin”, un drama en danza desarrollado por John Cranko con base en la música de Tchaikovsky.

“He tenido la suerte de interpretar muchos papeles, por eso guardo esos recuerdos. Son los roles que han marcado mi carrera y me gustan. De los que están ahí, me gusta mucho ‘El espejo’ de ‘Onegin’ que es una obra maestra. También está ‘La Bayadera’ y ‘Carmen’, donde interpretó a Don José. Pero ‘Onegin’ es uno de los roles más fuertes que hay”, dice.

Los registros del canal recogen la trayectoria de un artista con 21 años de experiencia en la danza. Reúne los videos que serán el testimonio audiovisual de los tiempos como bailarín profesional de José Manuel, quien se retirará de los escenarios este 30 de julio.

¿QUÉ HACER DESPUÉS?

El oriundo de Cali estudió para ser bailarín profesional en el Instituto Colombiano de Ballet Clásico (INCOLBALLET). En 1999 asistió al Festival Internacional de Ballet de Miami, en el cual pudo conocer al equipo del Ballet de Santiago. Un año más tarde fue invitado por el director artístico de aquel entonces, Ricardo Bustamante, para unirse al equipo.

“No pensé dos veces y me vine. El Teatro Municipal de Santiago tiene una gran trayectoria y está muy bien posicionado a nivel internacional. Es el mejor ballet latinoamericano, entonces llegar acá no es cualquier cosa”, afirma.

En un comienzo se unió al cuerpo de baile, cuyos roles representan a un conjunto. Luego, en 2004, José Manuel dio el primer salto en su carrera al pasar a ser solista. Solo dos años después, en el 2006, pasó a la categoría de primer bailarín, que es en la que está actualmente.

A lo largo de su carrera como primer bailarín participó en múltiples giras internacionales, en las cuales tuvo la oportunidad de ir a China, República Checa, Brasil, Paraguay y Cuba. Pero no hay columna que resista el paso del tiempo, o función que dure para siempre.

“Uno, como bailarín, siempre tiene eso en mente. Como, por ejemplo, los futbolistas o deportistas de alto rendimiento. Tú sabes que no vas a poder serlo toda tu vida. Hay que empezar a pensar qué vas a hacer después”, dice.

ENTRE ENSAYOS Y CLASES

Hacía algún tiempo que José Manuel venía pensando en su proyección una vez finalizada su carrera como bailarín profesional. Corría el año 2018 y el artista comenzó a buscar opciones para reinventarse. Su objetivo era una carrera que le permitiera canalizar su experiencia en la danza a través de un rol distinto.

“Pensé en estudiar una carrera relacionada con la comunicación, así que me decidí por Relaciones Públicas. Quería un programa en el que aprendiera del manejo de las relaciones humanas, y también algo de marketing y redes sociales”, comenta.

Así, el primer bailarín del Ballet de Santiago inició la carrera de Técnico en Relaciones Públicas en AIEP Bellavista. La modalidad PEV le permitió complementar sus ensayos con las clases.

“Hasta el momento del estallido era una muy buena experiencia. Recuerdo como atravesaba el Parque Forestal para llegar. Era un recorrido que me gustaba mucho. Pero, sobre todo, me gustaba pensar que estaba usando la cabeza en otra cosa”, dice.

CON EL BALLET EN EL CORAZÓN

El comienzo de la pandemia no solo significó la suspensión indefinida de las presentaciones artísticas del Teatro Municipal. También, implicó que las clases se dictaran de manera telepresente. De esta manera, José Manuel finalizó su carrera a través de medios digitales. Entremezclando ensayos y actividades de la carrera durante la semana.

“Los cinco semestres se me pasaron volando. Al principio, cuando empezó la pandemia y las cuarentenas, me gustó la idea de hacer todo de forma remota. Después pensaba ‘ojalá pueda ir a la sede y ver a mis amigos’”, comenta.

El bailarín completó el proceso de titulación con máxima distinción este semestre. Con el título en mano y su retiro en el horizonte, el titulado piensa en los próximos pasos. Esta vez es un nuevo desafío que realizará desde las comunicaciones. Pero siempre con el ballet en mente.

“Han sido 30 años de mi vida. Así que no es como decir, listo me voy a desconectar y voy a trabajar en una oficina. Entonces definitivamente siempre estaré ligado al ballet, que es mi pasión” dice.



Noticias Recientes

02/08/2021

Rectora María Loreto Ferrari conversó con El Mercurio sobre los desafíos de su gestión

30/07/2021

Red Titulados AIEP: inscríbete en las charlas de agosto

30/07/2021

Expo Empleos Mujeres: participa de la primera versión

29/07/2021

AIEP Inspírate: La carrera multimedial de Pablo Fernández