Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama: Un desafío de conciencia, pudor y ética

Durante este mes muchas personas se han sorprendido con la iluminación de edificios con tonalidades rosadas, incluso en eventos deportivos equipos han utilizado indumentarias de ese color, todo ello concertado por una campaña que a diferencia de otras no es comercial y se enfoca en un tema social y de salud que afecta a las mujeres de forma global: el cáncer de mamas.


En Chile cada día tres mujeres mueren a causa de esta enfermedad, agravado porque cada tres hora una mujer es diagnosticada con esta patología, que a medida que avanza la edad en las personas, muestra una mayor prevalencia: 7 de cada 10 nuevos cánceres de mama corresponde a mujeres mayores de 50 años.


¿El principal obstáculo que se enfrenta? La concientización desde temprana edad donde el autoexamen es una herramienta que se debe usar, no solo puede activar las denominadas “alarmas de atención”, además permite a quienes son más pudorosas y pudorosos –recordemos que también afecta a hombres– que en la privacidad puedan detectar cualquier anormalidad, siendo recomendable visitar a su médico ante cualquier duda o sospecha.


Toda mujer mayor de 20 años debe realizarse los controles médicos al menos cada 3 años. A los 40 años está recomendado realizarse la primera mamografía, la que debe continuar anualmente, pero si existen factores de riesgo, como antecedentes familiares, debe realizarse antes. Pese a ello, la mayoría de los casos no se da por causas hereditarias.


Además del autoexamen una vez al mes, se añaden otras recomendaciones, como consultar al médico antes de usar anticonceptivos orales o terapia de reemplazo hormonal, mantener un peso adecuado, consumir 3 a 5 porciones de vegetales o frutas diarios y realizar ejercicio mínimo tres veces por semana.


Enfrentar y prevenir está en todos nosotros. Desde la academia y, en el caso específico de AIEP, en nuestra carrera de Técnico en Enfermería mención Oncología, generando desde las primeras clases una visión integral, donde la ética y la conciencia por el cuidado y atención de las personas es el objetivo principal que encause su actuar.


Una reconocida frase dice “Quien salva una vida salva al mundo entero”, y a través del desafío de generar conciencia, dejar los pudores y generar ética, podremos intentar disminuir los preocupantes números que el cáncer de mama en Chile.


Tatiana Soto


Directora Escuela de Salud AIEP. 





Otras Voces

Columna del vicerrector Juan Pablo Muñoz: "Desafíos en el Día Mundial del Medio Ambiente"

Columna de Karim Lela: "Teatro y Transformación Social"