Día de la Cocina Chilena: Rescatemos lo cultural y familiar

La gastronomía es parte importante de la cultura y patrimonio de un país, le entrega una característica única e irrepetible, dando pistas de cómo vive sus personas, cuáles son sus tradiciones, en qué geografía se desarrollan. Ello, en el caso de Chile se multiplica, gracias a ser un territorio con una gran diversidad climática y de recursos alimentarios, que nos posibilita tener un menú atractivo en cada ciudad o comuna, con un toque propio u origen autóctono de cada preparación.


Así nos encontramos con versiones distintas de guisos, empanadas, pebre, con productos propios de los pueblos andinos, de la tierra campesina, del sur chilote, con una diversidad cultural que nos enriquece, pero que recién fue reconocido en el año 2009, cuando se institucionalizó el 15 de abril como Día Nacional de la Cocina Chilena, con la finalidad de recuperar el orgullo de la ciudadanía por sus raíces y su legado cultural.


Pensar en cazuelas, humitas, empanadas, porotos, charquicán, caldillos, curantos, chapaleles, milcao, chilenitos, empolvados, barros jarpa, barros luco, chemilico, entre tantas preparaciones, sin olvidar la diversidad de tragos y bebidas, nos invita a concebir y practicar la creatividad e innovación gastronómica.


Hoy, ante la realidad que vivimos con una nueva ola de contagios por COVID-19, impactando al rubro fuertemente impidiendo la atención en los locales, el cocinar en casa se ha transformado en una actividad que nos rememora lo que vivíamos hace años atrás, esos denominados rituales reunidos en torno a los platos caseros que preparaban nuestras abuelas, madres, padres o alguien de la familia, con la alegría de compartir.


Los invito a que rescatemos la cocina chilena en los hogares, realizando sus preparaciones enseñándoles a los niños, jóvenes y todos quienes quieran aprender, pero también rescatando lo que lleva asociado, conocer nuestra cultura y fortalecer el sentido de comunidad y familia, para poder exponer y decir con toda su significación la palabra “Salud”.


Fernando de la Fuente, director Escuela de Gastronomía, Hotelería y Turismo AIEP.





Otras Voces

Revolución y renacimiento de la educación superior

Día Mundial de la Salud: Un mundo más sano emocionalmente