Compartir un sueño: Persona con discapacidad y su tutor estudian para alcanzar su título

13-01-2022

Los estudiantes de Técnico Asistente en Educación Especial obtuvieron la nota máxima en el proyecto final de su carrera.

Dicen que la unión hace la fuerza. Bien lo saben Samuel Rivera (24) y Marcel Cifuentes (55), estudiantes de Técnico Asistente en Educación Especial que defendieron con nota máxima su proyecto de título.

Así, el sueño que juntos proyectaron hace un par de años está cada vez más cerca de cumplirse.

El anhelo de Samuel, quien presenta una discapacidad intelectual leve, es poder ayudar profesionalmente a todas las personas que presentan dificultades de este tipo.

Mientras que, el de Marcel -su tutor- es acompañarlo incondicionalmente en su camino al título, estudiando codo a codo junto con él en las aulas de AIEP Los Ángeles.

¿Cómo se conocieron?

“A mis 17 años, estaba acompañando a un camarógrafo en un canal local de televisión y el entrevistado era Marcel, en su calidad de dirigente de la comuna de Renaico. Ahí nos conocimos y con el tiempo se transformó en mi tío. Se hizo cargo de mí y me fui a vivir a su casa con su familia. Él se dio cuenta de que en mi casa estábamos complicados y no quedó indiferente”, recuerda Samuel con agradecimiento.

¿Qué significa para ti haber estudiado con él?

“Para mi significa mucho, ya que a su edad tomó la decisión de estudiar solo para apoyarme y gracias a su apoyo hemos logrado seguir adelante. Este esfuerzo también se lo dedico a mi abuelita, que está en el cielo”.

¿Cómo fue para ti ingresar a la educación superior?

“Al principio me costó adaptarme, no por la carrera, sino por el impacto que tuvo la pandemia en la forma de estudiar. No todos tienen acceso a internet o la facilidad de comprarse un buen computador”.

¿Les costó mucho adaptarse al formato telepresente?

“A mi tío sí. El tema de navegar por internet, le costó adaptarse a la plataforma, pero los docentes fueron ayudando. Nos ayudamos mutuamente. En mi experiencia en AIEP he recibido mucho apoyo, no solamente por parte de los profesores, sino también de mis compañeros. Tengo una buena relación con ellos y siempre nos apoyamos en caso de cualquier problema”.

¿Qué le dirías a otras personas que tienen algún tipo de discapacidad y piensan en alguna opción académica?

“Les diría que no tengan miedo, que no bajen los brazos, que sigan adelante. Hay personas en el mundo que nos han mirado en menos, pero nosotros somos más de lo que aparentamos. A pesar de tener una discapacidad tenemos que seguir día a día. Cuando se obtiene el logro de la carrera es maravilloso. Si tenemos un sueño, que ese sueño se haga realidad.

“EL TÍO”, ORGULLOSO

Si bien no tienen un lazo sanguíneo, Marcel lo quiere como a un hijo. Dice sentirse orgulloso del progreso de Samuel, quien antes de ingresar a AIEP pasó por un desagrado que fue clave para que se sintiera con el deber de apoyarlo de otra forma.

“En un principio se matriculó en otro instituto y fue discriminado por una docente, lo cual lo desmotivó y dejó la carrera. Luego me comentó que quería estudiar otra carrera y decidí estudiar en conjunto con él para que no lo discriminen”, cuenta.

Juntos fueron una buena dupla. Samuel era el encargado de atender la brecha digital entre ambos y Marcel lo apoyó con la comprensión lectora, una de sus debilidades. De esta forma, llegaron a la defensa de su proyecto de título, enfocado en los niños con problemas de aprendizaje, batalla de la que salieron airosos, obteniendo la nota máxima.

“Todos los trabajos los hicimos en conjunto y los profesores nos daban esa opción. Como dije, su problema es la compresión lectora, así que yo debía leer y explicarle todo, fue doble trabajo, pero igual me sirvió a mí. Él se maneja en computación y así nos complementamos”, explica.

Al ser consultado sobre cómo evalúa la experiencia afirma que “fue bonito”, agregando que anteriormente estudió otra carrera, pero no logró terminar. De todos modos, lo principal para él era aportar al logro de su amigo Samuel.

“Ahora me siento contento por terminar la carrera y por lograr apoyar a Samuel a obtener un título, cuando nadie daba un peso por él. Hoy está con su corazón lleno de felicidad. Destaco su constancia y perseverancia, pese a lo que le ha tocado vivir, ha salido adelante”, comenta.

Por último, finalizamos nuestra entrevista con una gran pregunta: ¿le gustaría ejercer cuando obtenga su título?

“La verdad no, me encuentro mayor para ello (risas). Lo mío es el servicio público. Trabajo como administrativo en la municipalidad de Renaico”, afirma con honestidad, con la tranquilidad del quien tiene el deber cumplido.

Ambos deberán hacer su práctica final en 2022, último paso previo a la obtención del título.

¡Les deseamos mucho éxito!



Noticias Recientes

25/11/2022

AIEP se suma a la campaña ÚNETE 2022

25/11/2022

Con activa participación de AIEP terminaron los torneos de las Olimpiadas Especiales

25/11/2022

Women Open Innovation (WOI) 2022 terminó con una destacada participación de AIEP

24/11/2022

Tercer E-Congress IACC: Inclusión y Vinculación con el Medio en la Educación Online