Aa
Aa

Buscador

Finalizar con éxito una carrera para así ingresar o desarrollarse con mejores recursos y preparación en el mercado del trabajo, representa distintos desafíos. Uno de ellos es el relacionado con el tiempo que le significa a los estudiantes llevar a cabo esta tarea. Más aun, cuando existe la natural necesidad de, posteriormente, dar comienzo a la vida laboral, o de contar con un título para progresar de mejor forma en ella.

Por lo mismo, siempre es relevante considerar, entre otros aspectos, la duración de las carreras, compatibilizando, por cierto, dicho factor con la vocación y las oportunidades laborales.

A nivel universitario, la mayoría dura cinco años, siendo Medicina una de las principales excepciones con siete años, previo a la especialización. Por su parte, las carreras profesionales en institutos de formación técnica profesional acortan la brecha a cuatro años, lo que por cierto aproxima más el ingreso al mundo del trabajo. Finalmente, en lo que respecta a acelerar el proceso, las carreras técnicas ofrecen el más rápido retorno, con solo dos años de duración.

Sin embargo, es relevante destacar que, en el caso de la educación técnico profesional, las carreras más cortas no solo representan una ventaja en lo relativo a un menor tiempo de estudio y más rápida titulación, sino también porque, según datos de Mineduc, aquello no les resta competitividad en las mediciones sobre sueldos y empleo.

Al respecto, de las 50 carreras mejor pagadas en Chile, 20 corresponden a la enseñanza técnico profesional (Ingeniería Industrial, Ingeniería en Minas y Técnico en Metalurgia, las más destacadas) mientras que en los datos de empleabilidad, las dos carreras con mejor rendimiento, dos años después de la titulación (Administración Pública e Ingeniería en Seguridad Privada), son impartidas en esta modalidad de educación superior. Todos datos que indican que menos tiempo de estudio puede ser también sinónimo de oportunidades y desarrollo laboral.

María Loreto Ferrari

Rectora de AIEP

"Buscamos entregar a nuestros estudiantes, programas que sean de su interés, pero que también valoren los aprendizajes que ellos traen como parte de su trayectoria formativa”.

Reconocimiento de aprendizajes

Si bien, estudiar carreras de dos a cuatro años, como las que imparte AIEP, ayuda a ingresar más pronto al mundo del trabajo, es relevante destacar a su vez que esa brecha puede disminuir aún más con el reconocimiento de estudios previos. En el caso de AIEP, este se otorga a titulados de enseñanza media técnico profesional, a titulados técnicos en educación superior, a postulantes con aprendizaje inconcluso en estudios superiores, y a quienes cuentan con experiencia laboral y título de educación media técnica.

Respecto de reconocer estudios, lo cual ayudaría a una más ágil titulación, María Loreto Ferrari, rectora de AIEP, sostiene que “en primer lugar, buscamos entregar a nuestros estudiantes, programas que sean de su interés, pero que también valoren los aprendizajes que ellos traen como parte de su trayectoria formativa”.

Esta modalidad de educación es así una vía que además de aportar nuevos y prácticos conocimientos, acerca de modo más rápido al objetivo de ingresar al mundo del trabajo, sin restar por eso posibilidades ni desarrollo laboral.

Carreras más cortas que las universitarias y reconocimiento de estudios anteriores son factores que ayudan a lograrlo, sin sacrificar buenas perspectivas en sueldos y empleabilidad. Así, estudiar en la educación técnico profesional es, cada vez más, una alternativa efectiva para desarrollarse laboralmente en menos tiempo y con buenos resultados.

¿Te interesa titularte en dos o cuatro años en carreras competitivas, y que se reconozca tus estudios previos?


Categorías: Blog AIEP

  • Compartir:

Noticias Relacionadas