LOS DESAFÍOS DE LA VINCULACIÓN CON EL MEDIO EN TIEMPOS DEL DISTANCIAMIENTO SOCIAL

En estos días, las instituciones de educación superior no solo han tenido que poner todo su foco en dar continuidad a los ciclos académicos con las complejidades que la crisis sanitaria ha impuesto en todo nuestro país, sino también enfocarse en hacer tangible su rol social ante las necesidades urgentes que han surgido tanto dentro como fuera de su comunidad educativa.


Las implicancias sociales y económicas del contexto nos impulsan a redoblar el compromiso social y fortalecer la articulación entre la academia, el sector público y el privado, contribuyendo a la cooperación permanente y bidireccional a nivel local, regional e internacional, con el propósito de favorecer al desarrollo de las personas, empresas, instituciones y regiones del país. Es decir, acciones socialmente significativas de intercambio y asociatividad que ayuden a cerrar las brechas de desarrollo social y económico.


Pero ¿cómo nos mantenernos como actores sociales relevantes, involucrados y comprometidos más allá de los buenos discursos en un contexto de distanciamiento? Hemos entendido los vínculos con la comunidad desde la presencialidad de lo que entendemos tradicionalmente como el “actuar concreto”. Y es aquí donde vemos el cruce de la crisis actual con un fenómeno que ha marcado la agenda los últimos años: la transformación digital.


Así como los modelos educacionales se han beneficiado de las herramientas de las nuevas tecnologías -que han sido fundamentales para proveer la continuidad académica durante esta coyuntura-, las acciones de vinculación han visto cómo se abren nuevos espacios de articulación y cooperación con el sector público y privado. Tomemos como ejemplo el tema laboral: el desempleo en Chile alcanzó un 8,2% en el trimestre enero-marzo, llegando a su mayor nivel desde 2010. Siendo este un tema íntimamente ligado al mundo técnico profesional – el de la “educación para el trabajo”- no podemos esperar para movilizar a nuestras instituciones y generar un aporte relevante a la comunidad. Es así como nacen instancias como la Expo Empleos AIEP Online, heredera de más de una década de trayectoria de la feria laboral presencial; o proyectos como el de construcción de ventiladores mecánicos para la Región de Los Lagos, desde AIEP Osorno, para ir en ayuda de los contagiados con coronavirus usando modelos del MIT en impresión 3D, en colaboración con otras instituciones públicas y privadas.


El desarrollo de acciones de vinculación con el medio que nos permitan ser catalizadores desde nuestro quehacer institucional de soluciones para los impactos sociales y económicos hasta ahora no dimensionados de la crisis social y sanitaria requiere sin duda de un ecosistema de cooperación de triple hélice, que sea capaz de tomar lo mejor de la transformación digital y ponerla al servicio de las necesidades de los sectores sociales y productivos.


Marcela Vaccaro, vicerrectora de Vinculación con el Medio y Comunicaciones AIEP.



Otras Voces

La importancia de la colaboración entre Academia y Estado en favor de las Pymes

Educación emocional: aprendizaje para toda la vida